top of page

CÓMO REDUCIR EL ESTRÉS CAMBIANDO EL DIÁLOGO INTERNO


reduce el estres cambiando el dialogo interno
cambia el dialogo interno para reducir el estres

Forjar los pensamientos positivos, es una elección que, no solo detiene el diálogo negativo interno que nos estresa, sino que puede ayudarnos a mejorar nuestra salud física y mental.


“¿Está bien? Estoy preocupada” fue lo primero que le pregunté a la persona que me realizó el primer sonograma cuando iba a tener a mi primer hijo. Lo que ella me contestó fue: “acostúmbrate, de ahora en adelante eso es lo que vas a hacer por el resto de tu vida, te vas a preocupar por tu hijo” me dijo, mientras anotaba las medidas de mi bebé en su computadora. Inmediatamente se apoderó de mi un poco de ansiedad y angustia. Y lo peor de todo es que tenía razón.


Como mamá, una se preocupa por todo. Cuando son bebés, preocupa si está respirando al dormir, si le duele algo, si está desarrollando de una manera típica. Cuando ya camina, que si se cae, que si se lastima. Cuando va a la escuela, si lo están tratando bien, si es víctima de bullying. Cuando es adolescente, que, si tiene amigos, si está en algo que no debiera, si quiere salir en el carro de un amigo, si le rompen el corazón, en fin, la preocupación nunca termina y nos llenamos de pensamientos negativos sin darnos cuenta de que pueden ocasionarnos mucho estrés y por ende problemas con nuestra salud. Sin mencionar, las arrugas y la caída del cabello.


¿Ves el vaso medio vacío o medio lleno?


Tu respuesta a esta pregunta habla mucho de tu perspectiva de la vida. Según el personal de la Clínica Mayo “algunos estudios muestran que los rasgos de personalidad pueden afectar muchas áreas de tu salud y bienestar.” El pensamiento positivo que generalmente viene con el optimismo es una parte clave del manejo efectivo del estrés. Y el manejo efectivo del estrés está asociado con muchos beneficios para la salud. Si tiendes a ser pesimista, los niveles de estrés tienden a ser más altos y afectar tu salud a largo plazo. Si acostumbras a ver el vaso medio vacío, no te preocupes, hay maneras de crear el hábito para cambiar tu perspectiva. Aquí te decimos como reducir el estrés cambiando el diálogo interno.


Primero hay que entender qué son los pensamientos positivos


El pensamiento positivo no significa ignorar los problemas cotidianos y vivir en lalaland, más bien significa abordar lo difícil y desagradable de una manera positiva y productiva INTENCIONALMENTE. Ósea que elijes creer que va a pasar lo mejor y no lo peor. Entiendo que puede sonar más fácil decirlo que hacerlo, pero continúa leyendo.


El pensamiento positivo a menudo comienza con el diálogo interno. Ese flujo interminable de pensamientos no expresados que pasan por tu cabeza, muchas veces sin cesar. Parte de este diálogo interno proviene de la lógica y la razón. Otros, pueden surgir de conceptos erróneos debido a la falta de información, falsas expectativas o a ideas preconcebidas de lo que puede suceder.


Si los pensamientos que pasan por tu cabeza son en su mayoría negativos, es probable que tu visión de la vida sea pesimista. Si tus pensamientos son en su mayoría positivos, eres un optimista. Lo importante es reconocer hábitos que no nos benefician para poder cambiarlo. We need to face it to be able to fix it.


Los beneficios del pensamiento positivo para la salud


¿Necesitas incentivos para volverte una mamá optimista? A continuación, te digo algunos. Según la Clínica Mayo, estos son algunos de los beneficios de los que pueden gozar los optimistas:


· Tasas más bajas de depresión

· Niveles más bajos de angustia y dolor

· Mayor resistencia a las enfermedades

· Mejor bienestar psicológico y físico

· Mejor salud cardiovascular y menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular

· Reducción del riesgo de muerte por cáncer

· Reducción del riesgo de muerte por afecciones respiratorias

· Reducción del riesgo de muerte por infecciones.

· Mejores habilidades de afrontamiento durante las dificultades y los momentos de estrés.


También se cree que las personas positivas y optimistas tienden a vivir estilos de vida más larga y saludable. Ya que los optimistas tienden a hacer más actividad física, siguen una dieta más saludable y no fuman ni beben alcohol en exceso. Además, de que tienden a lucir más jóvenes de lo que son por las razones antes mencionadas. BIG INCENTIVE!


Ahora ¿Cómo te das cuenta si dejas que tu dialogo interno sea mayormente negativo? Si la mayoría de las veces:


· Magnificas los aspectos negativos de una situación


· Siempre te culpas por todo cuando algo no está bien


· Anticipas automáticamente lo peor


· Culpas a otros por lo que te pasa y evitas responsabilidad cuando la tienes


· Formas una tormenta en un vaso de agua.


· Eres perfeccionista manteniendo estándares imposibles de lograr


· Ves las cosas sólo como buenas o malas. No hay término medio.


Si reconoces uno o más de los puntos de arriba, tienes tendencia a ser negativo o pesimista.


Buenas noticias, puedes convertirte en optimista si lo decides


El proceso es simple, aunque no necesariamente fácil, requiere tiempo, práctica e INTENCIÓN; después de todo, estás creando un nuevo hábito.


Para ser más positivo:


· Identifica áreas de tu vida en las que generalmente piensas negativamente. Por ejemplo, las decisiones que tomas con tus hijos.


· Cambia el switch, en vez de pensar lo peor que puede pasar, piensa en lo mejor que puede suceder. Después de todo existe el mismo 50% de probabilidad de una forma o la otra.


· Date permiso para reír, especialmente durante los momentos difíciles. Busca el humor en los acontecimientos cotidianos. Está comprobado que la risa aminora el estrés.


· Haz ejercicio durante por lo menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana o ten períodos de 5 o 10 minutos durante el día. El ejercicio puede afectar positivamente el estado de ánimo y reducir el estrés.


· Rodéate de gente positiva en la que puedas confiar para brindarte consejos y comentarios útiles. Un estudio de la Universidad de Harvard determinó que 99% del éxito de una persona depende de la gente con las que se asocian. Trata de evitar a lo negativo ya que aumentará tu nivel de estrés.


· Práctica y se intencional, dile a tu cerebro que pensar. Tu eres el jefe de tus pensamientos, repítete esto seguido.


Como poner en práctica el pensamiento positivo


Aquí te doy algunos ejemplos:


Diálogo interno negativo Pensamiento positivo


Nunca lo he hecho antes. Es una oportunidad para aprender algo nuevo.


Es demasiado complicado. Trataré de otra manera.


No tengo los recursos. Seré creativo buscando maneras de lograrlo.


Eso toma mucho tiempo. Lo que vale la pena toma tiempo.


Es un cambio demasiado radical. El cambio en una oportunidad para mejorar.


Creo que no tomé la decisión correcta. Tome la mejor decisión con la información que tenía


No sé si estoy criando bien a mi hijo. Estoy haciendo lo mejor que puedo


El secreto está EN PRACTICAR los pensamientos positivos todos los días, no esperes volverte optimista de la noche a la mañana. Sin embargo, con la práctica, eventualmente tu diálogo interno contendrá menos autocrítica y más autoaceptación. El practicar este hábito creará una nueva energía que atraerá cosas positivas. Fake it ‘til you make it. Trust me, you will see a change in your life.


¿ERES OPTIMISTA O PESIMISTA? Toma nuestro quiz para determinar cuál es tu tendencia.

Комментарии


bottom of page